• Ortopedia Mª Auxiliadora

Dolor lumbar agudo

Causas y opciones de tratamiento:

El dolor lumbar agudo (o lumbago) es una molestia bastante profundo en el área baja de la espalda. Por lo general, el desencadenante es un movimiento inofensivo durante el ejercicio o las actividades diarias (incluso agacharse, girar o enderezarse). Debido a la severidad del dolor de espalda, a menudo se asume que la causa es un disco herniado. Sin embargo, el dolor lumbar agudo a menudo tiene causas más inofensivas y sanará sin complicaciones.


¿Cómo reconocer este dolor?

Es un dolor muy fuerte y penetrante que aparece repentinamente en el área de la columna lumbar. Debido a este dolor punzante, el movimiento está inicialmente restringido o no es posible en absoluto, por ello, las personas que lo sufren permanecen en una posición inclinada. El dolor y la postura resultante para ayudar a aliviar este dolor, causan calambres en los músculos de la espalda baja, lo que, a su vez, aumenta el dolor, una situación agonizante para los afectados.


Causas del lumbago:

El lumbago generalmente se desencadena por el estrés diario en la columna vertebral y la espalda durante el ejercicio y las actividades diarias generales. Como ya hemos mencionado, a menudo se asume que la causa es un disco herniado. Sin embargo, esta afección rara vez es responsable del dolor lumbar. El lumbago es causado principalmente por un bloqueo de una articulación intervertebral o por la tensión o calambres en los músculos de la espalda. El estrés mecánico inapropiado y el sobre esfuerzo son las causas más comunes de dolor lumbar agudo.


Duración del tratamiento:

Después del lumbago, es mejor descansar por un día o dos. Después de eso, sin embargo, es importante volver lentamente a los movimientos diarios y habituales. El dolor puede persistir por otros cuatro a cinco días. Durante ciertos movimientos, como girar o agacharse, es posible que se produzca un dolor leve en la parte baja de la espalda hasta otras dos semanas después del dolor agudo de la parte baja de la espalda. Si el dolor no desaparece después de uno o dos días, si se presentan problemas para orinar o evacuar o si nota entumecimiento o parálisis en las piernas, comuníquese con su médico lo antes posible.


Primeros pasos:

En caso de lumbago, el descanso es el primer remedio de elección. Dado que sentarse y pararse a menudo son dolorosos, se recomienda caminar lentamente o acostarse. Es mejor acostarse boca arriba, con las piernas elevadas.

Para aliviar la tensión en la espalda baja, las piernas deben estar en ángulo recto con las caderas y las rodillas. Para lograr esto, los cojines y las mantas se pueden colocar de tal manera que formen un escalón con un ángulo de 90 grados. Esta posición puede no ser particularmente cómoda, pero alivia eficazmente el dolor. Alternativamente, puede acostarse en el suelo, colocando las piernas en una silla.

Además, los tratamientos térmicos como una botella de agua caliente, almohadas calientes de piedra de cerezo, cremas calientes o un baño caliente relajarán los músculos y disminuirán el dolor.


Tratamiento y prevención:

El tratamiento del dolor lumbar se centra principalmente en el alivio del dolor. A las personas afectadas por el dolor lumbar generalmente se les recetarán analgésicos antiinflamatorios, así como medicamentos que alivien los calambres musculares.

En el caso de un bloqueo de la articulación intervertebral, puede ser necesario un restablecimiento manual de la vértebra por parte de un fisioterapeuta. La fisioterapia, los masajes y la acupuntura pueden fortalecer los músculos de la espalda a largo plazo para evitar el lumbago en el futuro.

Como los músculos tensos de la espalda también pueden ser causados por el estrés, la aplicación de relajación muscular progresiva según Jacobsen ha demostrado ser muy efectiva. Esta es una técnica de relajación que se enfoca en tensar y relajar grupos musculares específicos en secuencia. Otros métodos como el entrenamiento autógeno o el yoga también pueden tener efectos positivos en la espalda. Después de un episodio de lumbago, algunas personas sufren de dolor de espalda persistente o recurrente intermitente. Los apoyos médicos para la espalda ayudan al tratamiento convencional y pueden contribuir en la prevención del dolor lumbar futuro. Los soportes también protegerán y aliviarán la tensión en la espalda durante el ejercicio o el trabajo. Los soportes para la espalda como el Bauerfeind LumboTrain estabilizan la columna lumbar durante y después del dolor lumbar agudo, lo que alivia el dolor y alivia la tensión. El soporte activo presenta una almohadilla de masaje triangular con protuberancias que masajean el área de la columna lumbar mientras se usa. La columna vertebral también se estabiliza y alivia con el soporte. Gracias al material transpirable y muy elástico, el soporte activo tiene una gran comodidad de uso y es fácil de poner. El respaldo también se puede ajustar para garantizar un ajuste perfecto para todas las formas del cuerpo.


Texto: Bauerfeind Iberica S.A.

9 vistas