• Ortopedia Mª Auxiliadora

Aprende a combatir las lesiones de invierno

Llega el frío y con él abren las primeras pistas. Los deportes de invierno se ponen nuevamente de moda. Entre las modalidades deportivas más practicadas destacan el esquí alpino, el esquí de fondo y el snowboard. Te damos los mejores consejos para evitar las temidas lesiones.



Antes de salir de casa, hay que revisar el material de esquí, tanto la ropa que vamos a llevar como el material propiamente dicho. Éste, debe estar en buenas condiciones:

  • Las botas de esquí deben quedar ajustadas perfectamente a cada persona

  • Uso de casco protector adecuado

  • No debe faltar la crema protectora y las gafas solares para evitar quemaduras faciales y oculares.

  • Uso de guantes impermeables para evitar congelaciones en los dedos de las manos.


Una vez que estamos en las pistas correctamente equipados debemos saber que el calentamiento es una fase importante. Hay que preparar el cuerpo para hacer movimientos que no realiza habitualmente, haciendo hincapié en tobillos, rodillas y muñecas.


Las lesiones más comunes son:


Lesiones óseas

Normalmente fracturas cerradas aunque pueden ser abiertas en algunos casos. Su localización más frecuente es:

  • Tibia: por mecanismo de rotación de rodilla sobre el tobillo que está sujeto por la bota.

  • Peroné: por golpes directos en cara externa de pierna.

  • Fémur: por caída con traumatismo de alta energía.

  • Cúbito y Radio: al apoyar las manos al caer, son más frecuentes en la práctica del snowboard.

  • Clavícula: por caídas sobre el hombro.

  • Huesos de la mano.


Lesiones articulares

  • Esguinces de tobillo: son más frecuentes en los que practican esquí de fondo porque la bota es blanda y más baja. Los esguinces leves necesitan poco más que una bolsa de hielo y elevación, mientras que las fracturas generalmente necesitan un yeso y recuperación. En cualquier caso, es importante recibir tratamiento de inmediato.

  • Rodillas: Mantener la postura adecuada cuando practicamos deporte es imprescindible para que las rodillas no sufran tanto impacto. Lo más frecuente son lesiones del ligamento lateral interno y del cruzado posterior, ya que la rodilla rota sobre el tobillo que está fijo en la bota.

  • Pulgar del esquiador: por mala colocación de la cinta de los bastones que tracciona del pulgar al caer y lesiona el ligamento de la cara lateral del dedo. En el esquí, si sufres una caída, lo mejor es que sueltes los palos, no te preocupes que algún otro esquiador te los acercará.

  • Hombro dislocado: por traumatismo fuerte directo. Es una lesión extremadamente dolorosa y, además, requiere de atención médica inmediata, ya que posponerla puede provocar un hombro congelado o inmóvil.

  • Esguinces de muñeca: por mala posición de la misma en la caída.


Otras lesiones

  • Golpes en la espalda y costados. Son más frecuentes en la práctica del snow ya que las caídas son normalmente hacia detrás. Si el impacto es muy fuerte, se puede llegar a dañar órganos internos.

  • Lesiones oculares por no usar buenas gafas de protección UV.

  • Quemaduras solares.

  • Cortes con los bordes de las tablas.

  • Traumatismos en la cabeza: en caídas de alta energía, fuera de pistas o golpes por parte de otros esquiadores.


Recomendamos tener mucha precaución y respeto hacia los demás esquiadores en el momento de la bajada para evitar buena parte de los accidentes y disfrutar de un gran día de deporte y nieve.

4 vistas